lunes, 19 de junio de 2017

Novedad: Las diosas se revelan, de Mireia Valls, con la colaboración de Lucrecia Herrera





COLECCIÓN ALETEO DE MERCURIO
LAS DIOSAS SE REVELAN, DE MIREIA VALLS,
CON LA COLABORACIÓN DE LUCRECIA HERRERA



Dioses y diosas tejen y destejen constantemente la trama y la urdimbre del cosmos significativo; sus energías se trenzan a cada instante, y lo sabemos porque hemos experimentado esta realidad en nuestra conciencia. Este cuaderno, empero, está dedicado especialmente a las diosas porque siempre nos ha interesado ahondar en la simbólica de la corriente femenina del Universo y en la ubicación de la mujer respecto del conocimiento de su auténtica identidad, que en última instancia es la misma que la del varón, pues uno y único es el Principio que se polariza en macho y hembra, y uno solo el destino al que aboca la permanente conjugación de los aparentes opuestos.
Proponemos un recorrido mágico-teúrgico presidido por las divinas Musas, diosas de la inspiración; luego comparecen Venus-Afrodita –diosa primigenia del Amor que todo lo une–, las tres Gracias, la diosa madre Gea, Isis, Demeter y su hija Perséfone, seguidas de Diana-Artemisa, Selene y Hécate; Atenea-Palas-Minerva (nacida de la cabeza del gran Zeus, padre de los Olímpicos), diosa de la Sabiduría y la Inteligencia, también tejedora como las Moiras-Parcas, entidades preolímpicas, hijas de la Noche, vinculadas al Destino; continúan las diosas oraculares –Gea, las titánides Temis y Febe–, las sibilas y pitonisas de Delfos, intermediarias de Apolo, dios de la adivinación por excelencia, promotor del furor profético, junto con la misteriosa pitonisa de Montjuïc. Las sorprendentes magas Circe, Pasífae y Medea y culminando el desfile, un capítulo dedicado por entero a Venus, diosa de la Belleza y el Amor y sus relaciones y uniones con varios dioses y hombres.
Cuan misteriosas, temibles por momentos y a la vez propicias y benéficas se nos revelan las diosas protagonistas de este cuaderno cuya lectura atenta y concentrada nos hace partícipes del rito ancestral del Conocimiento del Sí Mismo, promoviendo su custodia y protección. Diosas y dioses nos insuflan valor, generosidad, paciencia y Sabiduría para que por Amor al Conocimiento nos libremos por entero a experimentar esta gesta mítica y heroica en pos del Destino que conduce hacia la Libertad.
Amor nos llama, sus misterios pueden revelarse a aquél que vacíe su copa y se entregue a penetrar los secretos que alumbra y encierra este fecundo volumen.




No hay comentarios:

Publicar un comentario